IMPORTANCIA DE LA EVALUACIÓN ORGANIZACIONAL CON INDICADORES

Las organizaciones están inmersas en un contexto cada día más competitivo, razón por la cual evaluar su propia gestión se convierte en un elemento esencial para optimizar sus procesos internos, mejorar sus productos y servicios y satisfacer la demanda social. Según Stufflebeam, la evaluación es un enjuiciamiento sistemático sobre el valor de algo. Esto significa que si se quiere tener una visión confiable acerca del desempeño de la empresa y de cómo ésta es percibida en la sociedad, la evaluación debe realizarse de manera sistemática, planificada y con un equipo de trabajo especializado, de manera que se pueda obtener información fidedigna sobre lo que se está desarrollando satisfactoriamente y las área a fortalecer.
Una de las formas más adecuadas para evaluar la gestión organizacional es a través de indicadores, los cuales deben establecerse partiendo de la razón de ser de la organización. Para que un indicador sea válido debe responder a la naturaleza de la institución, en otras palabras, debe medir lo que tiene que medir.
Evaluar la gestión mediante indicadores adecuados favorecerá tomar decisiones pertinentes e idear planes de acción efectivos para solventar las necesidades de mejora encontradas, lo que se traducirá en un desempeño organizacional orientado permanentemente hacia la excelencia y la calidad.