INTERPRETACIÓN DE INDICADORES

Para interpretar la información proporcionada por los indicadores es preciso que se analice desde su comportamiento histórico para visualizar su tendencia en el tiempo, lo cual, según el tipo del indicador, permitirá tomar decisiones preventivas o de mejora. En este sentido, Beltrán, J. (2003) clasifica la tendencia de los indicadores en tres categorías:

  1. Tendencia a la Maximización: se refiere a que el indicador va en aumento a medida que transcurre el tiempo. Como por ejemplo los ingresos, el número de clientes, etc.
  2. Tendencia a la Minimización: es un indicador que disminuye a medida que transcurre el tiempo. Lo ideal es que esta tendencia responda a indicadores sobre reclamos, accidentes laborales, errores en la fabricación de productos, etc.
  3. Tendencia a la estabilización: son indicadores que tienen un comportamiento constante en el tiempo.